sábado, 14 de diciembre de 2013

REBOLLONES "AL AJILLO"



REBOLLONES3a



INGREDIENTES.- (Para 2 personas).- 1/2 kg, de rebollones, 4-5 dientes de ajo, 2 guindillas pequeñas, 1-2 pac de jamón serrano, picado pequeño, sal, un choreón de aceite oliva virgen extra y perejil picado.


MODO DE HACER.- Limpiar bien los rebollones ó níscalos. Lavarlos, partirlos y dejar escurrir.


REBOLLONES1


Pelar los ajos y cortar en láminas. 

Poner en una sartén el chorreón de aceite, ya sabéis que a las setas, les va "el aceitillo", para mojar un poco de pan..., pero tener cuidado no pasarse. Acercar al fuego.

Cuando esté caliente, incorporar los ajos y mover para que no se quemen. A continuación, agregar los rebollones.

Poner el fuego medio, tapar y dejar para que suelte el líquido que tienen, que será oscuro. Mover de vez en cuando.


REBOLLONES3


Cuando veáis que casi le queda líquido, añadir el jamón, morearlo bien y a continuación las guindillas.

Probar de sal y si necesita, éste es el momento de añadirla, mezclar y por último el perejil picado por encima y a servir.


NOTAS.- Unos días antes, me regalaron unos Boletus y los hice exactamente como os digo la receta. 

Ese día no tocaba "DIETA" y estaban riquísimos, muy sabrosos y ya veis con poco aceite. 

Os dejo las dos fotos que hice.


BOLETUS OTROS 2BOLETUS OTROS 1 









POR SI ALGUNO NO SABÉIS COMO LIMPIARLOS (COSA QUE NO CREO, PERO POR SI ACASO), OS CUENTO.

Es tan fácil casi como el champiñón. Quitar en seco al tronquito una rueda del grosor que veáis necesita, para quitar lo feo.

La parte de arriba, unos dicen que con una servilleta de papel, mojándola un poco y se le pasa con cuidado por encima. Otros los parten y lavan bajo el grifo...

Yo como ni lo pensé, (¿insensata?, puede...) pues hice ya os digo, como con el champiñón. 

Les quité del tronco una rueda, dependiendo de como estában, unas veces más gruesas y otras más finas.

De la parte de arriba, si había algo feo o negruzco, como sucio, pues se lo quité y ya los fui enjuagando bien por arriba, que suelen llevar algo de tierra o briznas del campo pegadas, por debajo con cuidado, pero los enjuagué bien.

Los fui colocando en el escurridor y cuando los tuve todos, los partí y dejé escurrir un poco.

Lo siguiente, cocinarlos.

Ya véis son facilísimos de preparar. Ésta vez no le añadí el jamón, ya que era día de "algo de DIETA" y nada de mojar pan...

Aún así, estaban muy ricos. Nos gustaron mucho. Ya sabéis que aquí se toman muchísimo.

¡¡¡ Fráncamente !!!..., muy ricos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario